Buscar este blog

domingo, 10 de junio de 2018

AEFIP

AEFIP --CONGELAMIENTO SUELDO 2018--2019

 “La AFIP manifiesta que la propuesta salarial realizada para el período comprendido entre el mes de junio 2018 y el mes de mayo de 2019 será de congelamiento salarial”. El párrafo forma parte de un acta que firmaron ayer los representantes de la AFIP, Facundo Rocha y Pablo Brula, y los miembros de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP), Claudio Ernesto Pérez y Federico Cardone. Ante la consulta de PáginaI12 voceros del organismo fiscal aseguraron que, más allá de lo que dice el acta, la oferta salarial “va a estar lo más cerca posible de la paritaria que acordó UPCN para los estatales”. Por su parte, AEFIP dejó sentado que “rechaza cualquier tipo de congelamiento salarial” y manifestó “la necesidad de recomponer los salarios conforme la evolución de precios de bienes y servicios para el corriente período”.     
El encuentro de ayer fue el primero convocado por la Comisión de Conciliación, instancia formal de negociación previa a cualquier conflicto, contemplada en el artículo 87 del Convenio Colectivo de Trabajo. El secretario general de AEFIP, Guillermo Imbrogno, señaló a PáginaI12 que, además de haberles adelantado que no habrá aumento salarial, los representantes de AFIP les dijeron que buscarán reducir la Cuenta de Jerarquización, el porcentaje que les corresponde a los trabajadores de la recaudación, del 0,70 al 0,55 por ciento. 
La Cuenta de Jerarquización se introdujo por primera vez en el artículo 128 de la ley 11.683 de Procedimientos Fiscales, sancionada en diciembre de 1932. Originalmente contemplaba un aporte de hasta el 0,6 por ciento del importe de la recaudación cuya aplicación, recaudación, fiscalización o ejecución judicial se encontrara a cargo del organismo recaudador. En noviembre de 2001 el decreto 1399/01 que le otorgó autonomía financiera a la entidad ratificó la Cuenta de Jerarquización en su artículo 16 y fijó el porcentaje que le corresponde hasta un máximo de 0,75 por ciento de la recaudación, incluyendo los fondos de la seguridad social, incorporados en 1993, y los de la recaudación aduanera, sumados en 1997. 
“La oferta salarial es inaceptable y la baja de la Cuenta de Jerarquización también. Por eso el próximo martes a las 11:30 horas vamos a hacer una gran asamblea en la sede del Banco Hipotecario y una vez que se cumpla el plazo de negociación previsto resolveremos cómo seguir”, remarcó Imbrogno a este diario.    
Pese a lo que dice el acta firmada ayer por los representantes de la AFIP, voceros del organismo remarcaron a PáginaI12 que no habrá congelamiento salarial y que se realizará una oferta que buscará estar “lo más cerca posible” del 15 por ciento de aumento que acordó UPCN, cifra que en caso de cumplirse igual quedaría muy por debajo de la inflación, proyectada por varias consultoras en torno al 30 por ciento. Además, desde la entidad subrayaron que “no habrá despidos”. 
Imbrogno respondió que no habrá despidos no por una concesión del titular del organismo fiscal, Leandro Cuccioli, sino por la protección que brinda el Convenio Colectivo de Trabajo del sector. El convenio prohíbe los despidos desde que en mayo de 2007 la Corte Suprema de Justicia reconoció que los empleados públicos tienen derecho a la estabilidad propia en el empleo, por lo cual no pueden ser despedidos sin justa causa, ni siquiera mediante el pago de una indemnización. De ese modo, declaró nulo el artículo 7 del convenio colectivo 56/92 de la Administración Nacional de Aduanas por considerar que violaba el artículo 14 bis de la Constitución. La Corte dictó el fallo en una causa promovida por Marta Madorrán, que trabajó desde 1970 en la Aduana hasta que fue dejada cesante, en noviembre de 1996. A raíz de ese fallo, firmado por Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Carmen Argibay, Juan Carlos Maqueda, Enrique Petracchi y Carlos Fayt, Madorrán tuvo que ser reincorporada y cobró todos los sueldos devengados desde ese año.